Champús y mascarillas

Continuando con nuestro último post, os mostramos más tips para el cuidado del cabello, concretamente, sobre mascarillas y champús, y luego, sobre otros consejitos prácticos.

Las mascarillas y cremas hidratantes para el cabello, así como algunos champús, proporcionan al cabello los nutrientes y la hidratación que le falta.

La buena noticia es que una vez hemos detectado el tipo de pelo que tenemos y los nutrientes o hidratación que necesita, es sencillo seguir una rutina establecida para que acabe absorviendo todos los complementos hasta adquirir una melena sedosa e hidratada.

La mala noticia es que cuando llevamos un tiempo usando el mismo champú o mascarilla es necesario cambiar y buscar otro con componentes similares, puesto que el cabello se amolda a estos ingredientes y acaba sin hacer el mismo efecto que al principio.

El cabello puede ser, principalmente, graso o seco. Tanto uno como otro requieren cuidado, aunque nunca debemos usar mascarillas para pelo seco en el pelo graso, ni champús para pelo seco en el cabello graso.

  • ¿Cabello graso?: ¡combátelo!

Es común en personas que tienen también la piel grasa y sus glándulas sebáceas del cuero cabelludo provocan la secreción de una sustancia grasa, que es la grasa capilar. Esta sustancia impide que el cabello se rompa y que se seque, por lo que es muy beneficiosa para lucir un cabello bonito. El problema es que el exceso de esta sustancia puede dar la impresión de un cabello sin peinar y descuidado.

  • El primer consejo que te damos es que laves con frecuencia tu cabello, incluso cada día si es necesario y preferentemente por la mañana. Si es posible, busca champús con productos que permiten equilibrar la grasa capilar, por ejemplo champús que contengan o estén hechos a base de ortiga, camomila o romero. Además, si masajeas el cuero cabelludo cuando te lavas el pelo harás que la grasa capilar desaparezca incluso completamente, para dar un aspecto fresco a tu melena. Es aconsejable que te laves con agua tibia, o al menos no caliente.
  • Otro consejo es que no uses productos cremosos o demasiado hidratantes. Tampoco uses acondicionador.
  • Debes usar peine y no cepillo, puesto que el cepillo te repartirá la grasa por tod el cabello. Una simple pasada con el peine te será suficiente.

¿Cabello seco? ¡actúa contra la sequedad!

El cabello seco es bastante común entre las mujeres y más si usamos secador o plancha de forma habitual o si hemos coloreado nuestro pelo con mechas, tintes u otros productos o tratamientos similares.

El cabello seco puede verse débil y apagado o poco luminoso, además de parecer poco flexible. No obstante, existen muchos productos y tips para evitar tener el cabello seco.

Si eres de las que tienes el cabello seco te aconsejamos que sigas estos tips:

  • Intenta no lavarlo todos los días. Lavar el pelo propicia la sequedad del cuero cabelludo, con lo que el pelo se ve menos hidratado y sano. Si no puedes estar sin lavártelo todos los días, te aconsejamos que un día uses solo acondicionador y el siguiente ya te aplicas el champú.
  • Evita los fijadores, lacas, ceras y geles para fijar el pelo, puesto que contienen muchos productos químicos que dañan la melena. Estos productos tenderan a separar las cutículas del pelo hasta romperlo, de forma que te quedarán pelos rotos encima de la melena. En lugar de estos productos, usa mascarillas hidratantes o acostúmbrate a darte un baño de crema. Las mascarillas pueden ser incluso caseras, no hace falta que te compres el bote más caro. Más abajo te daremos recetas para elabrorar mascarillas en tu propia casa.
  • Evita dañar el pelo mediante tratamientos agresivos, como son los alisados, baños de color, mechas, tintes, etc. Un buen consejo es permitir que el pelo descanse de todos estos tratamientos durante al menos 6 meses.

Mascarillas caseras

  • Mascarilla con miel, huevo y aceite de oliva:
    • Bate un huevo y mézclalo con un poco de miel. Cuando esté bien mezclado, añádele un tazón de aceite de oliva.
    • Con el pelo recién lavado, aplica la mascarilla casera. Masajea el cuero cabelludo unos 2 ó 3 minutos y dejas que haga efecto la mascarilla. Si lo que quieres es reparar el pelo, debes dejarte la mascarilla al menos 30 minutos, pero si solo quieres mantener, con 10 minutos será suficiente.
    • Aplícate esta mascarilla al menos una vez cada dos semanas.
  • Mascarilla de yogur para dar brillo a la melena:
    • Bate una clara de huevo y mézclala con seis cucharadas de yogur natural. Es importante que masajees el cuero cabelludo y dejes que el cabello absorva el producto.
    • Con el pelo recién lavado, aplica la mascarilla y déjala actuar durante 30 minutos. Aclara con abuundante abua tibia y, si quieres, lava tu pelo con el champú habitual.
    • Aplícatela una vez a la semana.
  • Mascarilla para dar la adecuada nutrición a tu melena:
    • Coge uno o dos aguacates y tritúralos. Añádele una cucharada de miel y dos cucharadas de aceite de oliva. Mezcla el conjunto hasta que quede una masa homogénea.
    • Aplica el conjunto sobre el cuero cabelludo y masajea con esmero. Deja que la mascarilla actúe durante unos 30 minutos y retira con abundante agua.
    • Aplícatelo una vez cada dos semanas.

Además de las mascarillas propias podemos usar también aceites que nos hidratarán el cabello dejándolo completamente sedoso. No obstante, recuerda que el aceite debe aplicarse a las puntas del cabello y nunca sobre el cuero cabelludo, puesto que el aceite en la cabeza la engrasará demasiado.

Recuerda que nuestro siguiente post continuará con los tips para cuidar el cabello y, concretamente, daremos unos consejos prácticos.

¡Te esperamos!

🙂

One Response

  1. Mark

Leave a Reply