Aceite de coco y sus beneficios para la cara, el pelo y perder peso

El aceite de coco se ha convertido para muchas mujeres en un aliado indispensable para el cuidado diario del rostro y el cabello. Se trata de un aceite vegetal, también conocido como manteca de coco, con un alto contenido en ácidos saturados extraídos directamente de la pulpa del coco que nos aportan importantes beneficios para cuidar nuestra belleza y también nuestra salud.

Sus usos son muy diversos. Uno de los más conocidos es su uso en dietas para adelgazar.

Existen diversos tipos de aceites de coco. Nosotros recomendamos comprar aceite de coco vírgen extra, ya que así nos aseguraremos de que su obtención ha sido lo más natural posible.

A continuación te contamos todos los efectos y las propiedades que tiene el aceite de coco para el pelo, la piel y la dieta.

Aceite de coco para la piel

aceite-de-coco-puroEl aceite de coco ha sido usado desde la antigüedad por sus beneficios para la piel. Al tratarse de un ingrediente orgánico que no ha sufrido tratamientos químicos, de modo que conserva intactas sus propiedades hidratantes y revitalizares.

Una de las ventajas del aceite de coco es su versatilidad, especialmente para el cuidado del rostro. A continuación te presentamos los usos más famosos que se le dan para el cuidado de la cara:

Para el cuidado del rostro:

Exfoliante natural

Uno de los principales usos que se le dan al aceite de coco es para limpiar en profundidad zonas de piel delicada, como puede ser la cara. Gracias a su alta composición de aceites saturados naturales, elimina fácilmente las células muertas que nuestra piel desprende constantemente.

Para poder usar el aceite de coco como exfoliante debemos preparar una sencilla mezcla. Te explicamos cómo paso a paso:

  1. Cogemos 1 parte de aceite de coco y 2 partes de azúcar moreno.
  2. Cogemos una olla pequeña e introducimos en ella el aceite.
  3. Calentamos el aceite a fuego muy lento.
  4. Una vez el aceite de coco se ha calentado, añadimos el azúcar moreno.
  5. Removemos sin parar la mezcla.
  6. Antes de que el azúcar se empiece a derretir, retiramos la olla del fuego y pasamos la mezcla a un cuenco.
  7. Dejamos reposar la mezcla en el cuenco durante unos minutos.
  8. Cuando se haya enfriado un poco, untaremos los dedos y aplicaremos la mezcla sobre la piel que deseamos exfoliar.
  9. Si tienes guantes exfoliares úsalos, ya que aprovecharás al máximo el efecto exfoliante del aceite de coco.

Para combatir el acné

El aceite de coco, entre los diversos ácidos naturales que forman su composición, contiene ácido láurico, que según el prestigioso dermatólogo Jeannette Graf, es una de las pocas sustancias que son capaces de combatir a las bacterias causantes del acné. Aunque es una teoría que no está completamente comprobada, son muchas las personas que aseguran la efectividad del aceite de coco en la prevención del acné.

Además, el aceite de coco también ayuda a la recuperación tras la aparición de acné, es decir, ayuda a cerrar las heridas que se crean en la piel y a mejorar su apariencia final.

Evitar sequedad de labios

Existen numerosas causas que pueden generar hacer que tengas los labios secos: desde condiciones las condiciones climáticas, hasta determinadas enfermedades, pasando por los efectos secundarios a determinados medicamentos. En definitiva, si tus labios se están agrietando y tu piel ha perdido su elasticidad natural, aplica aceite de coco de forma regular y verás cómo la piel mejora al instante.

Como desmaquillador

Otro uso muy frecuente del aceite de coco es para retirar productos de maquillaje que acostumbran a ser resistentes al agua. En lugar de utilizar productos químicos que acaban afectando a nuestra piel, podemos optar por utilizar aceite de coco y aprovechar así para hidratar nuestra piel y nuestras pestañas.

Para ello es recomendable aplicar un poco de aceite de coco en un algodón y frotarlo suavemente por todos los rincones de la cara, desde los párpados hasta las comisuras.

Para el cuidado del resto del cuerpo:

Hidratante corporal

El aceite de coco es una alternativa fantástica a muchas de las cremas hidratantes que diariamente se anuncian en televisión. La realidad es que estas cremas están hechas a partir de la mezcla de productos químicos con agua. El resultado tras utilizarlas es una falsa sensación de piel suave y húmeda que no deja de ser el efecto del agua que contiene la crema. Lo cierto es que tras unas horas este agua ya se ha evaporado y nuevamente la piel se nos reseca.

La gran ventaja de los aceites esenciales como el aceite de coco es que son mezclas homogéneas que penetran en profundidad en los poros de la piel, lo que genera un efecto hidratante mucho más duradero y natural. El aceite de coco se ha postulado como uno de los hidratantes más potentes por su triple acción hidratante, suavizante y regeneradora, lo que ayuda a prevenir un envejecimiento prematuro de nuestra piel.

Prevención de estrías

Además de ayudar a perder peso, el aceite de coco aplicado a la piel ayuda a prevenir la aparición de las odiosas estrías. Es tan fácil como aplicar cada noche antes de dormir un poquito de aceite de coco en zonas como: abdomen, glúteos, brazos, senos, etc. Verás como tu piel está mucho más flexible y agradecida, ¡y sin rastro de estrías!

Aceite de coco para el cabello

Las propiedades hidratantes y regeneradoras del aceite de coco también son perfectamente aplicables al pelo para lucirlo bonito, sano y fuerte. El coco es rico en ácidos grasos instaurados y vitaminas que son básicas para la salud de las células del cabello.

Acondicionador de pelo:

mujer-rubia-pelo-liso-suaveSi tienes el pelo grueso y seco, ¡no esperes más y utiliza aceite de coco! El aceite de coco es especialmente indicado para hidratar y dar vida a los cabellos que fácilmente se apagan y estropean.

Utilizar aceite de coco nos permitirá devolver la luz al cabello, fortalecer el cuero cabelludo, reparar las puntas y desencresparlo y alisarlo sin problemas.

El modo de aplicación es sencillo. Los pasos son los siguientes:

  1. Introduce unas 5 cucharadas de aceite de coco virgen en un bol. (Cuanto más puro sea el aceite, mejor será el resultado final).
  2. Calienta el aceite en el microondas a potencia media durante unos 20 segundos.
  3. Humedecemos un poco el cabello.
  4. Aplicamos el aceite de coco desde la mitad del largo hasta las puntas. Evitaremos aplicarlo directamente en la raíz. Unta los dedos en el bol y pásalos por encima del cabello para que vayan absorbiendo poco a poco el aceite de coco.
  5. Mueve los dedos para empapar la mayor cantidad de pelo posible.
  6. Aplica agua caliente sobre una toalla y
  7. Lo dejamos actuar durante unos 30 minutos aproximadamente.
  8. Enjuagamos el pelo con agua hasta que veamos que todo el aceite se ha desprendido.
  9. ¡Lucimos una belleza sana y luminosa!

Si repetimos esto 1 o 2 veces a la semana obtendremos unos resultados difícilmente igualarles por cualquier producto químico del mercado.

Nota: No es recomendable utilizar este aceite en caso de que tengas el pelo excesivamente graso y fino por naturaleza.

Eliminar piojos y liendres:

Algo que poca gente conoce acerca del aceite de coco es que es desinfectante y combate de forma muy eficaz a los piojos y sus liendres. Antes de utilizar productos químicos que pueden llegar a afectar a la salud de los más pequeños de la casa, te recomendamos utilizar aceite de coco, tanto para prevenir su aparición como para eliminarlos si han aparecido.

Aceite de coco para adelgazar

El coco, también conocido como “fruta de la palmera”, ha sido desde siempre en las islas como un remedio natural para la prevención de enfermedades gracias a sus fantásticas propiedades antivíricas, antibacteriano y antimicóticas.

Los cocos tienen un alto contenido de grasa saturada. Contrariamente a lo que comúnmente se cree, las grasas saturadas son necesarias para una dieta completa y saludable. Existen distintos tipos de grasas saturadas, y la pulpa del coco contiene el tipo más saludable: los MCFA o ácidos grasos de cadena media.

La principal ventaja de los MCFA es que son grasas que se sintetizan directamente en el hígado y se transforman en energía, es decir, al contrario de la mayoría de grasas, no se almacenan en nuestro cuerpo. Es por ello que el aceite de coco es tan comúnmente utilizado en dietas para perder peso.

También podemos optar por comer directamente la pulpa del coco, que es comestible. El coco es rico en proteínas y carbohidratos.  También nos aportará mucha vitamina B, calcio, potasio, magnesio y ácido fólico.

A continuación os dejo un vídeo donde podréis ver otros usos del aceite de coco:

Otros aceites naturales esenciales que pueden interesarte:

A continuación te presentamos aceites esenciales naturales de similares características que pueden ayudarte a alcanzar objetivos más concretos, tanto en el ámbito de la salud como en el ámbito de la belleza. Elige el artículo que prefieras, estamos seguros de que te encantará 🙂