Cómo utilizar el aceite de oliva para el pelo

Es bien sabido que el aceite de oliva es un ingrediente con una amplia versatilidad en el ámbito culinario y un icono de la dieta mediterránea. Pero además, por si fuera poco, este fantástico aceite ha sido utilizado durante siglos para otros usos que no son el alimenticio, en este caso nos referimos a remedios para la belleza.

No es de extrañar que mucha gente se refiera a este ingrediente como el oro líquido! Por si aún no te convence, sigue leyendo y te mostramos los motivos.

En este artículo hemos querido centrarnos en cómo dar más brillo e hidratar nuestro pelo usando aceite de oliva. ¡Olvídate de caros productos cosméticos, el aceite de oliva los supera y de forma saludable!

El remedio que proponemos a continuación está dirigido, especialmente, a aquellas personas que necesiten hidratar y fortalecer su pelo. Si ves que tu pelo está apagado o que sufre demasiado, el aceite de oliva va a ser tu mejor aliado.

A continuación te describimos el proceso por pasos. ¡Empezamos!

PASO 1: Calentar el aceite

En primer paso consiste en elegir nuestro aceite. Es evidente que cuanto mejor sea la calidad del aceite que elijamos, mejor será el resultado. Esto se debe a que las propiedades originales de la oliva han permanecido con menos alteraciones en aquellos aceites de mayor calidad, como puede ser un aceite de oliva virgen extra. Aun así, no te preocupes, cualquier aceite de oliva garantiza una gran calidad de producto intrínseca, así que cumplirá con su cometido sin problemas.

Una vez hemos escogido nuestro aceite debemos verter el volúmen equivalente a media taza en un recipiente ancho. Este recipiente lo introduciremos en el microondas para calentar el aceite durante aproximadamente 30 segundos a intensidad media.

PASO 2: Aplicar el aceite en el pelo

Previamente a la aplicación del aceite de oliva en el pelo, es recomendable coger una toalla, preferiblemente una gastada, y colócala sobre tus hombros. Esto evitará que el aceite sobrante se derrame en exceso por el cuerpo.

Procederemos a la aplicación del aceite vertiendo un poco sobre la palma de la mano. Seguidamente masajearemos el cuero cabelludo, y en especial, el extremo del pelo, que es la parte que más sufre. Es importante indicar que, para las personas con pelo graso, es recomendable evitar la aplicación del aceite en el cuero cabello, ya que el exceso de aceite en esta zona no es conveniente y puede generar algún tipo de molestias.

Continuamos aplicando aceite por todo el pelo centrándonos en los extremos hasta cubrir su totalidad.

PASO 3: Recoger el cabello

Una vez hemos aplicado el aceite de oliva por todo el cabello, será necesario que nos recojamos el pelo y lo cubramos con un gorrito de plástico. El objetivo de este último paso es aprovechar el calor corporal para que se abran poco a poco los poros del cuero cabelludo y así el aceite pueda penetrar en él con mayor facilidad.

Esperaremos durante una media, que es el tiempo que se requiere para alcanzar el nivel máximo de absorción del aceite.

PASO 4: Retirar el aceite

Una vez hemos el aceite de oliva ya ha hecho su cometido, lo retiraremos lavándonos el pelo con nuestro champú habitual. Será importante insistir hasta que hayamos retirado la totalidad del aceite de nuestro pelo. Sabremos que ya estará listo cuando lo toquemos y veamos que no resbala pero está suave y brilla con intensidad.

Con esto ya habremos terminado. Ahora tu pelo estará mucho más sano y vital. Lo mejor de este remedio es que sus resultados se notan de inmediato. Apreciaremos que ahora nuestro cabello está mas suave y manejable, y lo más importante, sin usar productos químicos que lo dañan a largo plazo y ocultan su luz natural.

Leave a Reply